Jornadas 74 Aniversario Centro Médico de Caracas

Dra. Mª Fátima De Abreu1
  1. Presidente de la Sociedad Médica del Centro Médico de Caracas. Correo: mafade@gmail.com

El número 74, es un número que simboliza la intuición, la introspección, el pragmatismo, simboliza la espiritualidad y las relaciones. La esencia de este número son las relaciones de todo tipo, en cuanto a la seguridad, a la sabiduría, a las amistades, al trabajo en equipo y a los estudios científicos. Todo esto está ligado al número 74, que en este momento celebramos como el 74 aniversario del Centro Médico de Caracas. Yo creo que esto y mucho más, es sin ninguna duda, lo que somos como institución y a lo largo de estos 74 años hemos ido demostrándolo en el tiempo. Seguridad en el trabajo y para nuestros pacientes que al final son nuestro principal motivo; sabiduría porque tratamos cada día de estar mejor preparados. Somos amigos, más que eso somos una familia. Sin duda trabajamos en equipo y eso es algo que caracteriza al Centro Médico de Caracas y creo que el mejor ejemplo actualmente es el Equipo Médico COVID y lo que se ha logrado en esta pandemia al crear una Unidad que brinde atención a los pacientes aquejados por esta enfermedad y finalmente los estudios científicos que han surgido a los largo de los años, de los postgrados, de los médicos que hacemos vida en esta institución, de la experiencia que nos da trabajar en el Centro Médico de Caracas.

En este 74 Aniversario, como familia Centro Médico de Caracas, en medio de estos días duros de pandemia, solo queda agradecer, agradecer a los que estamos haciendo institución y escuela, a los que no nos cansamos, a los que seguimos aquí, en el día a día, haciendo lo que sabemos hacer, que es atender a nuestros pacientes, estudiar y trabajar por ellos.

A todos los médicos, a las enfermeras, a los camilleros, camareras, al personal de limpieza, a los jardineros, a nuestros queridos trabajadores del cafetín, al personal administrativo, a todos los que conforman esta gran familia, gracias por estar, por seguir y por formar parte de estos 74 años.

A los que se fueron prematuramente por esta pandemia, siempre estarán en nuestros recuerdos y corazón. Nunca podremos olvidar a Leopoldo Krulig y todo lo que él, tan Centro Médico de Caracas, significaba para nuestra institución. Y nuestro querido José Luis Albornoz, esa persona amable, con una sonrisa siempre en los labios, su paso por nuestra institución nos dejó mucho. Ambos forman parte de nuestra familia Centro Médico de Caracas, y como familia se quedan indeleblemente en nuestros corazones.

Y agradecer a nuestros pacientes, que al final, son nuestro principal motivo de ser, gracias por confiar en nosotros, gracias por buscarnos, por depositar en nosotros su confianza, sus esperanzas, la vulnerabilidad que azota cuando la enfermedad toca a la puerta, gracias, mil gracias, porque al final, somos institución porque Uds existen.

A nuestras familias, que día a día nos han apoyado, entendiendo las ausencias, los retrasos, las navidades y fines de año de trabajo, las cenas frías, las películas canceladas, las eternas esperas…

En estos dos días de jornadas, vimos como esta pandemia COVID-19 afectó la salud bio-psico-social y ambiental de los seres humanos… nuestros amigos nos recrearon esta realidad que actualmente vivimos pero de una manera interesante. La Dra. María Montes de Oca, nos presentó lo que han significado estos casi dos años de pandemia para la institución, nos presentó datos del Centro Médico de Caracas y lo que hemos vivido en la lucha contra esta pandemia, nos dio el marco de los que hemos hecho hasta ahora en la unidad de COVID-19.

Luego vimos esa otra cara de la pandemia: cómo ha influido en el deporte con la Dra. Laura Sánchez recorriendo cada kilómetro que activa nuestras endorfinas y nos permite conectar con nosotros mismos, nos dio datos interesantes del running, entre ellos, la forma de hidratarse en el maraton Medoc. Cómo ha influido el COVID-19 en el medio ambiente de la mano del Dr. Mauricio Krivoy, nos recreó algunos efectos positivos de esta pandemia en el medio ambiente entre ellas disminución de la contaminación ambiental, impacto en el turismo, pero por otro lado aumento de desechos médicos, abuso en deforestación, etc. En el arte, que siempre llena el corazón y lo alegra, la Dra. Elizabeth Yrausquin, nos preparó un audiovisual, la historia no está del todo escrita sin el arte, el cual permanece para seguir culturizando y enriqueciendo como parte de las emociones y sentimientos humanos, es la manera de percibir nuestro entorno y de una u otra manera es la huella que dejamos a nuestro paso; entonces, si cura el corazón y alegra el alma…porqué alejarnos del arte? La pandemia cerró teatros, conciertos, cines…y creo otra forma de acercarnos: zoom, videos por youtube, conciertos on line…

En el segundo día volvimos a una hermosa reunión de amigos, como ya hicimos en otras jornadas del Centro Médico, hablando más allá de la medicina. Con nuestro apreciado Dr. Lecuna llevandonos por un recorrido a traves de la fotografía por el Centro Médico, lleno de nostalgia, con los rostros de algunos que ya no nos acompañan, otros que los años han hecho cambiar. Los espacios, la ropa, la añoranza de una época que ya no está.

El Dr. Henry Hopkins nos adentró en las obras de arte de la UCV, realizadas por diferentes artistas elegidos por Carlos Villanueva y que contribuyeron a que se reconociera como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Escuchar de Henry, todas las historias detrás de las obras de nuestra querida UCV, saber de primera mano cómo aparecieron, quién las pensó, porque están en este o aquel lugar de nuestra querida casa de estudios. Escuchar cómo habló directamente con los creadores, nos hizo visualizar más allá de lo que nos mostraban las diapositivas, más allá del ingenio y de la creación. Espectacular presentación.

Con el Dr. José Luis Viloria conocimos otra manera de desconectarnos en medio de tanto stress, contactando con el maravilloso mundo submarino y conociendo los efectos beneficiosos que tiene el buceo y las actividades acuáticas en nuestra salud mental, a través de este apasionante deporte nos sumergió literalmente en el mundo submarino, bellísimas imágenes del fondo del mar, enseñándonos que aunque hermoso, tiene su riesgo y hay que prepararse para poderlo hacer.

Y para finalizar el Dr. Alfonso Guzmán desde Chile, nos contó su experiencia más allá de estos espacios, más allá de las fronteras como médico migrante, escuchar a Alfonso, a través de su historia sentida, de los traspiés, de lo duro de emigrar, de la pérdida, la nostalgia, la soledad, el desarraigo de la familia, de todo lo conocido y querido. Ver a través de las palabras de Alfonso a cada una de esas personas: hermanos, hijos, amigos, esposos que se han marchado y hoy no nos acompañan. Sus triunfos, el resurgir… Una charla emotiva y conmovedora que nos movió hasta las lágrimas.

Sin duda, unas ponencias de lujo, que nos invitaron a la reflexión, hemos sido parte de la historia de esta pandemia y como médicos nos corresponde brindar bienestar bio-psico-social y sobre todo, crear estos espacios donde podamos interactuar.

Y para concluir las Jornadas 74 Aniversario de nuestra institución una pequeña sorpresa, un merecido homenaje a todos nosotros, los médicos del Centro Médico de Caracas. El maestro Francisco Grillo y su esposa la cantante Jessica Fagúndez nos deleitaron con una pieza musical que describe la meta en la que todos estamos participando y en la que somos parte de la arquitectura del sueño y propósito de todo ser viviente: la felicidad, a través de la canción “Un mundo maravilloso”. Las casualidades no existen, Alfonso Guzmán habló de esta canción y ellos, sin haberlo preparado nos obsequiaron la misma canción. Unas Jornadas hermosas y sentidas.

Gracias a todos por haber formado parte de esta hermosa reunión.