Liderando desde el corazón del profesional de la enfermería - Reflexiones

Elena Fernández de Alemán.1

RESUMEN

Ensayo que presenta a la Enfermería como una profesión humanística, donde se espera un profesional con calidad humana, con sensibilidad social, empático, dispuesto ayudar, compasivo, teniendo en cuenta que calidad humana, es cuidar nuestros vínculos con los demás, la naturaleza humana está en dar, convivir, amar, servir y ayudar. La razón de ser de esta profesión es el ser humano por lo cual enfermería debe poseer los conocimientos científicos, pero sin dejar de un lado la sensibilidad humana y social y poder canalizar su liderazgo del cuidado a través del amor hacia el otro. RCM. 2021. 60; 152(2): 52-55.

Palabras clave: enfermería, liderazgo, amor al cuidado.

ABSTRACT

Essay that presents to the Nursing as an humanistic profession, where a professional with human quality is expected, with social sensitivity, empathetic, ready to help, compassionate, considering human quality means take care of our links whith others, the human nature is to give, to live together, to love, to serve and to help. The reason to belong to this profession is the human being wereby nursing must have the scientific knowledge but without neglecting human and social sentivity and be able to guide its lidership of taking care through love for the other. RCM. 2021. 60; 152(2): 52-55.

Key words: nursing, leadership, love to care.


  1. Doctora en Ciencias de la Educación. Magíster en Ciencias de la Educación. Especialista en Educación Universitaria. Lic. en Enfermería. Directora del Colegio Universitario de Enfermería Centro Médico de Caracas - Correo: elenafernandezdealeman@gmail.com

INTRODUCCIÓN

La enfermería como disciplina va inmersa en la vocación de servicio, su esencia radica en prestar cuidado al ser humano en cualquier etapa de la vida ya sea en la salud, en la enfermedad o en el proceso de la muerte, es decir en en el entorno bio – sico - social y espiritual del individuo. La Enfermería ha experimentado avances importantes en la sociedad, como disciplina autónoma, con principios y competencias bien definidas, alcanzando una madurez científica, ética y profesional, con base en cuidados de enfermería dirigidos hacia la prevención, tratamiento y rehabilitación de las personas sanas y enfermas.

La Enfermería definida por Potter (1996)(1) “La profesión de enfermería existe como una respuesta a las necesidades de la sociedad y hace suyo los ideales relacionados con la salud del hombre a lo largo de la existencia”. (pág. 9) Dentro de los objetivos, figura el de proporcionar cuidados a las personas en conjunto con el fin de satisfacer necesidades físicas, emocionales, intelectuales, sociales y espirituales. Entre sus otros objetivos se encuentra la obtención de conocimiento con base en herramientas para establecer una relación interpersonal, hondando lo emocional a través de la comunicación terapéutica.

Si se hace referencia a la finalidad de esta profesión, que realmente está enmarcada entre el servicio, el amor y la sabiduría, y se le pregunta, a los profesionales de la enfermería por que eligieron estudiar esa carrera, el 100% referirá que les motivo el ayudar a otros, aliviar el dolor, dar apoyo al necesitado, y así responderá la mayoría de ellos, ya que, al sentir la motivación por el estudio, la vocación puede venir desde la infancia o tras haber vivido experiencias en la salud o enfermedad de un ser querido.

La calidad humana no se aprende en los libros, lo humano es de la persona, por lo cual es importante que el personal de enfermería dentro de la práctica diaria debe estar alineada con la organización, la conciencia, sensibilidad y percepción, paciencia y amabilidad, comprensión y disposición a ayudar, sin embargo, nos preguntamos ¿En el actuar del profesional de la enfermería, realmente está consciente de la importancia que tiene su labor? ¿Está consciente que al prestar cuidado no se realiza sólo al enfermo sino al entorno de él? ¿Hasta dónde sabe que es importante su liderazgo al prestar el servicio?, a través de estas interrogantes se reflexionara si realmente enfermería está liderando desde el corazón, de allí que el propósito de este ensayo es reflexionar sobre la acción de enfermería en el cuidado de enfermo, si realmente lo hace desde su amor al prójimo, como el principal líder de equipo y de los cuidados que realiza y motivar para que su liderazgo se conciba no solo desde la vocación en prestar servicio, si no desde su amor propio como profesional y como persona.

ENFERMERÍA LIDERANDO DESDE EL CORAZÓN

Enfermería es una disciplina de las ciencias de la salud que se ha caracterizado por ser una profesión con sentido humanizado, la cual la diferencia del resto de las profesiones. Fernández (2009)(2) la define como el “espejo del sentimiento humano que va más allá de lo físico y superficial, se mira el sentir, la emoción interna del enojado, el que está feliz, el que disfruta, el que sufre, la persona sana y el enfermo”. (pág.1) Esta profesión está enmarcada en el compromiso con la sociedad donde su responsabilidad, es el cuidado de la salud y para ello se requiere que el profesional tenga actitudes positivas de amor, habilidades técnicas y de entrega, se espera que sean profesionales comprometidos con la salud de la población, todo enmarcado en la ética, con valores centrados en la honestidad, equidad y solidaridad. Ésta es la enfermería que la sociedad exige y necesita, tomando en cuenta que puede llegar a los sentimientos más puros, al cuidado más seguro, y a la esperanza de ser bien atendido en todas las necesidades de salud y enfermedad presente en el ser humano.

Durante la formación de la enfermera se refuerza la importancia de la calidad humana que se debe mostrar al prestar el cuidado tanto el que recibe esta atención, como a su entorno familiar, que en muchas oportunidades es quien lo percibe por estar en situación de estrés, angustia, inseguridad y esperanzas. Este cuidado va inmerso en la vocación de enfermería, el enfermo que se siente bien atendido, reconocerá esta labor durante toda la vida, recordara este profesional por sus buenas acciones, por su calidad humana, por su amor y su profesionalismo, sin embargo, este pensamiento que enaltece la imagen de enfermería, en oportunidades pareciera que enfermería no lo percibe así, cuando se presentan observaciones de los pacientes o familiares que recibe un trato deshumanizado en el momento de recibir la atención.

Tomando en cuenta estas observaciones que ponen en riesgo la percepción de la imagen social del profesional de la enfermería al prestar los cuidados se puede preguntar ¿Que será liderizar desde el corazón en enfermería?, Quizás este término pudiera no estar bien comprendido en enfermería, pudiera ser por desconocimiento, falta de motivación o iniciativa, tomando en cuenta que el sentido práctico del ser y hacer de esta profesion es a través de la vocación, que es el interés que una persona siente en su interior para dedicarse a una determinada forma de vida o de trabajo, pero está consciente enfermería que tener vocación, también es desde el deseo por hacer las cosas bien, que el servicio sea de calidad, que el usuario se sienta satisfecho, entonces por qué hay debilidades en esta vocación, cuando los valores de la profesión se ponen en riesgo, al dejar de hacer lo que me corresponde en la atención del paciente, con comportamiento anti éticos, debilidades en las relaciones interpersonales, en la poca escucha, cuando el trabajo en equipo no es armonioso, cuando se maltrata verbalmente, cuando se señala a enfermera poco humanizada, cumpliendo rutinas en la labor diaria, trabajo mecanizado, poco acercamiento familiar ,que compromete la razón de ser de la profesión.

En la formación de enfermería, se estudian los diferentes tipos de liderazgo, estrategias gerenciales, procesos de comunicación, liderazgo y dirección para los cambios, disciplinas, sanciones, reconocimientos del personal entre otros aspectos administrativos, pero la concepción de liderizar va enfocado al liderazgo organizacional o de gestión, donde se alcanzan posiciones gerenciales y de dirección, que va desde coordinar y supervisar unidades, realizar estimaciones de recursos humanos y de materiales y equipos, realizar trabajos en equipo, y allí se forma este profesional para que tenga la oportunidad de asumir posiciones de liderizar proyectos organizacionales.

Esta asignación de responsabilidades que alcanza enfermería se da de acuerdo a la formación académica del profesional, experiencia, antigüedad en la profesión, en las actitudes y aptitudes que tenga la persona para desarrollar la actividad. Organizacionalmente este liderazgo va a permitir a que las tareas y actividades se realicen de una forma organizada, se minimizan los conflictos, se desarrollen equipos de trabajo, que permitan ejercer una actividad en armonía laboral. Esta organización por ende va en beneficio de las instituciones y de los pacientes ya que se ejercerá una labor en un sentido organizado y equitativo.

Este tipo de liderazgo en una forma objetiva favorece a la organización, pero realmente la acción de cuidado de enfermería lo realiza como un líder transformador, llega al corazón de los pacientes, lo hace desde el amor, con empatía, en ello se hace referencia a, Gibson y colbs (1999) (3) donde señalan que “el líder transformativo convencen a sus seguidores para trabajar con más esfuerzos y conseguir las metas que tiene en su mente. La visión del líder dota a sus seguidores de una motivación para el trabajo que al final va ser auto compensatoria (interna)” (pág. 517). En las instituciones de salud los lidere transformacionales, en este caso los líderes en Enfermería, que los realicen desde el corazón, deben tener la capacidad para comunicarse con los miembros del equipo multidisciplinario, con los pacientes y familiares, ya que ellos son los más necesitados de la atención , en primera instancia debe expresar claramente sus ideas y las instrucciones, asegurarse que las personas les escuchen y les entienda, también es importante saber escuchar y considerar las opiniones del resto del grupo, utilizando estas observaciones como guía de pensamiento y acciona en beneficio de los pacientes.

En la interacción que se establece con los pacientes y familiares, el personal de enfermería que lidera desde el corazón debe tener claro los sentimientos y las emociones de las personas, mantener el respeto, la solidaridad, la integración, preocuparse por las necesidades del ser humano.. Debe ser una relación que pueda alcanzar la felicidad de las personas, que en su corazón se sientan felices de estar en buenas manos. Albornoz (2010)(4) menciona que “la felicidad es la parte mejor del hombre, la que posee la razón y la que piensa, el hombre feliz es el que vive bien y obra bien, porque virtualmente hemos definido la felicidad como una especie de vida dichosa y de conducta recta” (pág. 43.), En la relación enfermera paciente, la relación debe ser armoniosa, donde el profesional de la enfermería se sienta feliz de ejercer esta profesión y de hacer un buen cuidado al individuo sano o enfermo en cualquier etapa de la vida y el que recibe este cuidado se sienta feliz, seguro, y satisfecho al estar bien cuidado.

Los estudios de liderazgo en las organizaciones exigen en el siglo XXI, asumir compromisos con la responsabilidad, autonomía, honestidad, y el involucramiento ético ya que se espera alcanzar un ambiente que permita una convivencia humana saludable, y que va a tener un lugar importante en la sociedad actual ante el avance de la ciencia y la tecnología.

Enfermería como ciencia humanista no se queda atrás en estos avances, pero exige responsabilidad, flexibilidad, calidad humana, nuevos aprendizajes, afianzar su relación con los equipos multidisciplinarios. Thiebaut (2007) (5) define el Humanismo, “como el lugar donde se acentúa el ser humano en la naturaleza, al colocar lo humano como un ser integral con sentimientos y emociones, no se opone al conocimiento científico, aquí hay un interés central por lo humano, como razón de ser en la humanidad centrado en el amor por el otro”,(pág. 61) así también, Albornoz (2010)(4) expresa que el amor es superior a toda ley y a toda norma, es del espíritu de querer hacer el bien, igualmente San Agustín (6) “utilizo sus dotes intelectuales y espirituales para atender las necesidades de su rebaño” dice ama y haz lo que quieras, ya que la grandeza que puede alcanzar la conducta de una persona, tiene la grandeza de la dimensión del amor. Los profesionales de la Enfermeria, con sus capacidades intelectuales, técnicas y actitudinales puede valorar e identificar los problemas de los pacientes, a través de esa interacción, del amor, la sabiduría y la verdad, puede llegar al corazón de los mismos, satisfaciéndolos en sus necesidades interferidas ya sean físicas, emocionales, sociales o espirituales.

Para concluir se debe considerar la importancia que tiene el humanismo en la sociedad, este debe estar presente en la relación enfermera - paciente, en el día día de su labor, poder llegar al sentimiento y las emociones del otro, pero en esta relación, como profundizamos liderar desde el corazón, ya que esta expresión no es algo que solo está en los libros, debe estar en el ser de enfermería, en el contacto con las personas, debe sentir el amor incondicional por el otro, llegar al corazón del otro, debe afinar su sensibilidad, su empatía, su respeto, conocer sus necesidades, ayudarle en sus problemas, dar opciones de repuestas, que la persona no se sienta sola, abandonada, sino que se sienta cuidado, seguro, y que tiene a su lado un profesional que lo comprende con gran calidad humana que le permita prestar el cuidado desde el corazón como el principal líder en su cuidado diario.

REFERENCIAS

  1. Potter, (1996) Fundamentos de Enfermeria. Teoría y práctica. Tercera edición. Editorial Mosby/Dogma libros.
  2. Fernández E. (2009) Calidad humana en Enfermeria. Artículo. Caracas Venezuela
  3. Gibson J. Ivancevich J. Donnelly J. (1999) las Organizaciones. Comportamiento, Estructura, Proceso. Octava edición. McGraw – HILL/IRWIN.
  4. Albornoz, José H (2010) Ética para jóvenes. Editores Vadel Hermanos. Caracas. Venezuela.
  5. Thiebaut (2007) conceptos fundamentales de filosofía. Alianza. Editorial. 2DA Edicion.
  6. San Agustín de Hiponoma. Doctor de la Gracia. Máximo pensador del cristianismo, http://www.aciprensa.com/noticia/motiva/ [revisado 20de abril 2019.10pm]